La historia de Nicolás II, último zar de Rusia fue bastante convulsa y los problemas empezaron con su coronación.

Nicolas II

Alejandro III falleció en 1894 cuando Nicolás contaba con 26 años. A pesar de su formación, el heredero no disfrutaba de la total confianza de su padre ya que este le consideraba falto de carácter y madurez. Pero las circunstancias mandaron y hubo que acelerar su preparación para convertirse en zar de Rusia, rey de Polonia y gran duque de Finlandia. La fecha señalada para ello fue el 26 de mayo de 1896 según el calendario gregoriano y el 14 de mayo según el juliano (utilizado por los rusos hasta 1918). El lugar escogido para la coronación de Nicolás era el campo de Jodynka, donde también fueron coronados Alejandro II y Alejandro III.

Coronacion Nicolas II

Así el 26 de mayo de 1896 el zar Nicolás II fue coronado formalmente en la Catedral de la Dormición de Moscú y se anunció que la celebración tendría lugar el 30 de mayo con una gran fiesta en el campo de Jodynka a la que estaba invitado todo el pueblo de Moscú. 

En las celebraciones era común que el zar repartiese regalos para su pueblo sobre todo vasijas y comida por lo que desde varias horas ante muchos moscovitas empezaron a congregarse en el lugar. Se fue extendiendo el rumor que no habría regalos para todos por lo que la multitud fue avanzando y obligando a los que estaban delante de ellos a hacer lo mismo.

coronacion nicolas ii

El terreno no era lo suficientemente regular debido a haber sido utilizado como base de entrenamiento  militar lo que había dejado trincheras y otros elementos que no habían sido eliminados. Una zanja cedió ante el peso y gran cantidad de personas cayeron lo que provocó una estampida que dejó 1389 muertos y 1300 heridos. A pesar de la tragedia la fiesta continuó sin interrupciones.

El destino quiso que el inicio del reinado de Nicolás II, el último zar de Rusia, estuviese manchado de sangre igual que ocurrirá con su final en la Revolución de 1917.