La cerveza es una parte básica de la dieta en la actualidad ¿os imaginaís salir a tomar algo y no poder pedirla?. Pues esto no es algo nuevo, la cerveza viene acompañándonos desde hace mucho mucho tiempo, de hecho es la bebida alcohólica más antigua de la historia.

Los restos más antiguos que nos han llegado de fabricación de cerveza son del 3500 aC y se encontraron en Godin Tepe, el actual Irán, aunque también hay evidencias en Egipto, China y otras zonas de la antigua Mesopotamia. Su uso se cree que sería como bebida refrescante y sus destinatorios, los trabajadores.

Los sumerios fueron unos grandes bebedores de cerveza como atestiguan las calderas, cubas de maceración o barriles para almacenarla que se han encontrado. Además la especialización era un hecho como demuestra que en Babilonia contaran con 20 tipos distintos, entre ellas la negra, una de las más populares.

Los egipcios le atribuían un carácter mágico al creer que fue Osiris quien enseñó al hombre a fabricarla e incluso tenemos recetas de elaboración. Según el Papiro de Zósimo

Los granos germinados de cebada y espelta se trituran en un mortero, y con su harina se logra una pasta que se endurece con los pies en una cuba. Con esta masa se hacen los panes de cerveza, que se hornean, quedando algo húmedos en el interior. Una vez fríos, se parten e introducen en jarras con agua azucarada. Tras la adición de levadura, y terminada la fermentación, se trasiega a una cuba, diluyéndose y tamizándose varias veces la masa estrujada. El liquido final se guarda y se almacena en cuevas frescas.

La cerveza en la antigüedad se elaboraba a partir de grano de cebada fundamentalmente, pero no se le incorporaba lúpulo, planta que entró en la composición de la cerveza a partir del siglo VII.

La 1ª cervecería tardó algo más en llegar, concretamente fue en el 1040 en el monasterio bávaro benedictino de Weihenstephan. La cervecería se transformó en una escuela para cerveceros en 1919 y actualmente es la Facultad Cervecera, de Alimentos y Lácteos de la Universidad de Munich.