Dos personajes claves de la Historia de Estados Unidos han sido los presidentes Abraham Lincoln y John F. Kennedy. Ambos vivieron una época clave y durante sus mandatos se avanzó en los Derechos Humanos.

Abranham Lincoln fue el décimosexto presidente que desarrolló su labor durante uno de los períodos más duros para los Estados Unidos: la Guerra de Secesión. Fue él quien introdujo las medidas que conducirán a la abolición de la esclavitud.

Jhon Fitzgerald Kennedy fue el trigésimo quinto presidente de los Estados Unidos. Fue clave en la Coexistencia Pacífica, uno de los períodos de la Guerra Fría protagonizando el tenso acontecimiento de la Crisis de los Misiles. Fue un claro defensor de los derechos civiles de la población negra.

Es cierto que ambos eran de colores políticos diferentes, Lincoln republicano y Kennedy demócrata, pero les unían muchos más elementos que les separaban.

Además de su lucha por acabar con la discriminación racial en EEUU, sus vidas están llenas de coincidencias. Los dos fueron elegidos para el Congreso y para la Presidencia el mismo año, aunque con un siglo de diferencia: Lincoln congresista en 1846 y Presidente en 1860 y Kennedy congresista en 1946 y Presidente en 1960.

Ambos fueron asesinados durante su mandato siendo Lincoln el primero de esa negra lista y Kennedy el último. Las causas de sus muertes fue la misma, un disparo en la cabeza y ambos murieron un viernes. Los dos asesinos, John Wilkes Booth y Lee Harvey Oswald eran sureños. A ambos los acompañaban sus esposas en el momento del atentado y también ambos murieron en los lugares donde fueron atendidos.

Lincoln fue asesinado en el Teatro Ford cuando ocupaba el asiento número 7 y Kennedy cuando circulaba en una limusina Lincoln fabricada por la casa Ford y siendo el séptimo coche de la caravana presidencial.

Los dos presidentes fueron sustituidos tras morir por sus respectivos vicepresidentes y ¿sabéis qué? ambos se apellidaban Johnson.

Curiosas coincidencias ¿no os parece?