El Faro de Bell Rock situado a 18 kms de la costa este de Escocia es una obra maestra de la ingeniería del siglo XIX. Tiene 35 metros de altura y está construida en piedra blanca. Lo curioso es su situación,  justo en mitad del Mar del Norte.

La explicación de colocar este faro justo en medio del mar vino de que en ese lugar había una roca que era un verdadero peligro para los navegantes, sobre todo en invierno. Cuando la marea estaba alta la roca quedaba sumergida a una profundidad de 3-5 metros lo que impedía que los barcos la vieran y causando, por ello, muchos naufragios.

La primera solución que se buscó vino de la Abadía de Arbroath en el siglo XIV al colocar una campana que avisase de la localización de la peligrosa roca, pero de poco sirvió al ser robada poco después de su instalación. Sería de aquí de donde tomaría su nombre “Roca de la Campana“.

Joseph Brodie, capitán de la Royal Navy, y Joseph Couper de Leith propusieron levantar sobre la roca un faro de hierro sostenido por cuatro pilares, aunque la propuesta no fue aceptada. La siguiente idea fue la de Robert Stevenson, un ingeniero escocés que propuso levantar un faro de piedra inspirado en el de Eddystone frente a la costa de Cronwall. Pero este proyecto era mucho más complicado lo que hizo que fuera aparcado hasta que un trágico acontecimiento precipitó los acontecimientos.

En 1804 el HMS York, un barco de guerra, naufragó por culpa de la roca perdiendo la vida las 491 personas que iban a bordo. Esto convenció a las autoridades de la necesidad de hacer algo por lo que encargan la construcción del faro a John Renni considerado el ingeniero más brillante del momento asesorado por Stevenson.

construcción faro rock bell

Construcción rock bell

Su construcción fue tremendamente compleja. Es de imaginar el oleaje que tendrían que soportar los obreros lo que hizo que sólo se trabajase unos pocos meses al año y además únicamente en marea baja por ser éste el momento en que la roca salía a la superficie. Se decidió que su base tendría 12,8 metros de diámetro y la parte superior sólo 4´11 y la explicacion fue porque al ganar inclinación poco a poco sería más fácil combatir la fuerza del oleaje.

La construcción se comenzó en 1807 y se terminó en 1810 siendo considerado como una de las grandes obras de ingeniería de su época. El 1 de Febrero de 1811 se encendió por primera vez la luz del faro en la Roca de la Campana y desde ese momento ha sufrido todo tipo de vicisitudes dejando de estar habitado en 1988. Pero ¿sabéis lo mejor? desde su apertura en 1811 ya nunca volvió a naufragar un barco en esta zona por culpa de la roca.

PARA SABER MÁS: