No es la primera vez que en QuHist os hablamos de animales que han tenido un papel importante en las guerras. Por si no bastaba con los cocodrilos de Ramree o con el uso de las palomas mensajeras, ahora le llega el turno a las abejas.

Fue a comienzos de la 1ª Guerra Mundial. concretamente en el mayor choque producido en territorio africano durante la Gran Guerra, la Batalla de Tanga. Los británicos querían hacerse con el control del África Oriental alemana por lo que el 5 de Noviembre de 1914 se lanzaron a la conquista de la plaza.

En realidad los que se enfrentaron en esta batalla fueron unos 8000  soldados hindúes bajo el control de mandos británicos frente a unos 300 askaris africanos bajo mando teutones. Los británicos desembarcaron en una zona de pantanos y cayeron en una emboscada, aunque lo que realmente dio la victoria a los alemanes fueron grandes enjambres de abejas que aparecieron de pronto atacando sólo a las tropas británicas.

The Times habló al día siguientes de abejas soldados adiestradas, aunque lo que ocurrió en realidad fue que las abejas salieron de sus colmenas enfurecidas por las explosiones y atacaron a los que hacían más ruido.