Pancho Villa fue uno de los personajes claves de la Revolución Mexicana que supuso, entre 1910 y 1920, el acontecimiento más importante de la historia de México en el siglo XX. Pero quizás entre todos sus actos hay uno que llama espectacularmente la atención: el momento en que invadió Estados Unidos.

Villa, líder del norte durante los largos años de guerra civil, mantenía relaciones amistosas con los estadounidenses, pero eso cambió cuando estos dieron su apoyo a Carranza.

El 9 de Marzo de 1916 Pancho Villa al frente de unos 600 hombres entró en Columbus (Nuevo México). Detrás de la invasión, además del escarmiento a sus vecinos, también estaba el deseo de encontrar a Samuel Ravel que, tras venderle munición en mal estado y recibir grandes sumas  por ellas, se negaba a devolverle el dinero.

El pueblo fue destrozado, hubo lucha, incendios, robos, aunque Villa no pudo encontrar a Ravel y tuvo que contentarse con destrozar su casa y su negocio. La batalla apenas duró unas 3 horas causando la muerte de 18 estadounidenses y unos 80 villistas.

La respuesta de EEUU no se hizo esperar y el 14 de Marzo John J. Pershing, al mando de 10.000 soldados, invadió México en la conocida como Expedición Punitiva que tenía como objetivo apresar a Pancho Villa para ajusticiarlo.

Después de once meses (hasta el 7 de Febrero de 1917) y, sin conseguir apresar a Villa, Pershing volvió a su país. No pudieron cumplir su objetivo, pero esta expedición les permitió probar el armamento que emplearían tras su entrada en la 1ª Guerra Mundial. Como curiosidad señalar que dos de los militares que participaron en esta expedición fueron Dwight J. Eisenhower y George Patton, que jugarían un papel muy importante en la historia del siglo XX.

Es cierto que Pancho Villa no fue el primero en invadir territorio estadounidense, ya que el 18 de Agosto de 1812 Gran Bretaña había entrado en suelo estadounidense llegando hasta Washington y provocando la marcha del presidente James Madison de la Casa Blanca. Ahora bien si puede presumir de ser el protagonista de la primera invasión latinoamericana de Estados Unidos.

Aquí os dejo una visión, claramente posicionada, pero muy completa sobre esta batalla de Columbus.