Un 22 de Noviembre de 1963 fue asesinado en Dallas John Fitzgerald Kennedy, el trigésimo quinto presidente de los Estados Unidos. Su mandato caracterizado por su defensa de los derechos civiles, por el inicio de la carrera espacial o por acontecimientos claves en la Guerra Fría como la Crisis de los Misiles de Cuba.

Lee Harvey Oswald fue acusado del magnicidio, pero fue asesinado por Jack Ruby dos días después dejando abierto un misterio en torno a su asesinato que continúa en nuestros días.

Fue el cuarto presidente asesinado en la historia de los Estados Unidos con Abraham Lincoln (con el que comparte otra serie de curiosas casualidades), James Abram Garfield y William McKinley.