Un 14 de Abril de 1931, hace 79 años, las calles españolas se llenaban de celebraciones y muestras de alegría. Ese día se proclamaba la 2ª República española.

Tras un convulso primer tercio de siglo con guerras en Marruecos, levantamientos sociales como la Semana Trágica o crisis como la vivida en 1917, el rey Alfonso XIII cometió un gran error: favorecer la llegada al poder de un dictador, Miguel Primo de Rivera en 1923. El rey aceptó complacido la implantación de un régimen autoritario que tenía entre sus objetivos beneficiar a la tradicional oligarquía y frenar la democratización de un sistema político caduco.

primo-de-rivera

El republicanismo, los nacionalistas, la izquierda, los intelectuales se opusieron firmemente a un régimen tremendamente represivo lo que motivó que el rey, por miedo a ser perjudicado, le retirase su apoyo. El 30 de Enero de 1930 dimitió Primo de Rivera.

 

Alfonso XIII esperaba volver a la situación anterior a la dictadura, pero los deseos de cambios eran imparables. El 12 de Abril de 1931 se celebraron elecciones municipales por sufragio universal masculino y con una alta participación que daría el triunfo a las candidaturas republicano-socialistas en 41 de las 50 capitales de provincia. Ante esta situación el rey Alfonso XIII marcha hacia el exilio.

alfonsoxiii

Con su marcha se inició la 2ª República, un período de esperanza para un pueblo aplastado y subyugado desde siempre, reforma agraria y laborales, libertades, avances en educación, reconocimiento de las autonomías,… demasiado para un país como la España de comienzos del XX. Esta esperanza sería destruida por el golpe de estado de 1936 que conduciría a España a una cruel Guerra Civil y a 40 años de dictadura.